lunes, 24 de diciembre de 2007

Mara

Decidió hacer DELETE, DELETE, DELETE. *
“Si pueden hacerlo conmigo”, pensó Mara, “¿por qué no puedo hacerlo yo?”
*(Se dio ánimos, en el fondo era casi un duelo contra ella. Se conocía desde chica. Ayudó en este caso saberse condecorada con la banda roja de no admitir).
*Atacó el celular en este orden: DELETE mensajes recibidos, enviados, borradores y no entregados; llamadas recibidas, perdidas y realizadas. Y por último, lo más difícil, la agenda, dudó una milésima de segundo, miró hacia el techo, y borró el nombre de él. La alivió, no recordaba su número de memoria, no habría forma de volver a llamar.
* Un leve entusiasmo la asaltó, como si algo se encendiera, una sensación que había perdido en tantos días de espera.
* Se preparó un té de jenjibre, se sentó frente a su computadora y DELETE, DELETE, DELETE. Borró mails enviados, recibidos, borradores, historial de mensajes, y por último uso la opción ELIMINAR CONTACTO. (No pudo evitar pensar en la falacia del término elegido para la comunicación sintacto).
* Bebió unos sorbos de té, ya había menguado el fugaz chisporroteo en su pecho, hurgó entre los labiales, los perfumes y las llaves de su bolso, encontró su ajada agenda y tachó con fibra negra indeleble los datos de él en el directorio.
* “Listo”, pensó.
* Sabía que la esperaban días tristes, opacos, que atravesaría ayudada por unas copitas o algún confite celeste o rosa o salmón. Pero hasta que la pena pase. Hasta que pase. Comprendió que la pena sin esperanza, sin espera era mejor, alejaba la tortura. Y era bueno eso.
* Terminando su té, soltó la mirada hacia el cielo nuboso, dejó que la vista extendida hacia el sinfin grisáceo arrastrara unos últimos pensamientos sobre el tema. Se acercó al ventanal, estaba tan liviana que pegó un brincó y, para su sorpresa, levantó vuelo.
* Aprovechó su liviandad, se quedó un largo, largo rato flotando entre cirrus.
* Desde muy alto escuchó sonar su teléfono, pero estaba tan lindo el cielo a esa hora.
*

2 comentarios:

MxI dijo...

Que lindo que es volar el cielo en LIBERTAD,no? Me suena "No me arrepiento de este amor" de Gilda, como cierre de la historia.
Un abrazo afectuoso, hoy brindo y rezo x Vos.

antiprímula dijo...

ó Corazón valiente, ó "todo eso fuiste, pero"... para seguir con Gilda.
Le voy a preguntar a Mara cuál tema la musicaliza mejor estando en el aire. (Si es que me escucha desde acá).
Recibo tu abrazo, te mando otro, grande.
Salute, mi querido Mxi.

¡¡¡Maaaraaaaaa!!! ¿¿¿Me oís???