martes, 4 de septiembre de 2007

Agudo. (De escritores sin palabras escritas.)

Gombrowicz en una corta diatriba publicada con el título "Contra los poetas" se despacha, sin perder altura por cierto, en contra del mundo cerrado, viciado, aburrido de la poesía y de los "poetas" que escriben para "otros poetas", entre otras observaciones críticas sobre el tema. La misma publicación cuenta que al finalizar la disertación, frente a un amplio público, en su mayoría poetas, uno de ellos se puso de pie y recitó un poema con gran afectación. Cuando hubo finalizado Witoldo dijo "Gracias por ilustrar esta conferencia", y se retiró.

7 comentarios:

antiprímula dijo...

Adoro la poesía, no toda. ¡Qué bien viene a veces burlarse un poco de lo adorado, de uno mismo adorando, desmitificar!

wojaczek dijo...

Hasta cierto punto, me resultaría imposible reírme de un escrito de Sarmiento, o de Alberdi, o de Echeverría. No por respeto, sino porque al leer a semejantes monstruos literarios...cómo no ponerme serio ante lo que escriben?

en cambio, otros dan para la chacota...

pd:quien puede olvidar el famoso poema de gombro sobre el rey federico...

antiprímula dijo...

W: ¿Te referís al poema "chip chip de la chiva" o hay otro que desconozco u olvidé? Si es ese, obviamente es sarcástico, lo recitó después de presentarse como UN POETA POLACO.
(De todos modos mi comentario, por si se presta a confusión, estaba vinculado a tomarme/se un poco en broma para no volvernos locos de tristeza).

wojaczek dijo...

Exacto! chip chip decía la chiva...Lo he visto dando vueltas hace tiempo por alguna pagina recondita...imagino que debe estar por alli aun. Y sí, entiendo a la perfeccion tu postura...mejor no tomarse tan en serio ciertas cosas.

gracias al cielo existe Thom Sharpe por ejemplo!

antiprímula dijo...

No sé de ese Thom, prometo educarme. Un beso.

wojaczek dijo...

Lo encontré.

Chip, chip me decía la chiva mientras yo imitaba al viejo rico oh reina de Inglaterra viva
... y mi amado Federico

mi beso

antiprímula dijo...

Gracias por copiarlo. (Já, já, ¡qué tontería!)