martes, 2 de septiembre de 2008

pegarse el palo, con refranero popular

Tuve un pequeño accidente. Nada grave pero estoy un poco sorda, y asustada. Los accidentes tienen la contundencia de lo imprevisto, la imposición de lo real, no hay metáfora ni poesía ni romanticismo: te pegás el palo, no hay vuelta atrás, solo queda ver cómo recomponer, aliviar o zafar.
Reza el incansable ingenio popular que hay desgracias con suerte, es probable que así sea.
Del crash quedan consecuencias reales, suertes varias: remedios, demostraciones de cariño de quienes están cerca, médicos y estudios, un poco de miedo (uno se aprecia más de lo que se permite aceptar), la sorpresa de la ausencia de alguno que suponíamos cerca.
Mirando la mitad llena del vaso, no hay mal que por bien no venga, tal vez oír menos sirva para dejar de oír palabras que se van con viento y ver con claridad lo que tiene valor, en la cancha se ven los pingos.
(Soltar lo que nos hace mal. No esperar peras del olmo, mejor sola que mal acompañada: Soltar. No hay mal que dure cien años y siempre que llovió paró.)

7 comentarios:

MxI dijo...

En serio? Ojo con los palos. Si necesitás algo, avisá. Un abrazo despacito, despacito

GISOFANIA dijo...

Ojota que de tal palo tal astilla, pero perro que ladra no muerde y si no te mata te fortalece.

antiprímula dijo...

Gracias Mxi, el abrazo no duele, mientras no grites...
Giso: ¡la última es genial!

CONILANDIA dijo...

Va un tecito caliente... o mejor un cafè Irlandès y un beso en la frente, que si no hay humanos cerca al menos crearemos angeles de la guarda, pero guarda con lo àngeles tambièn.

antiprímula dijo...

Coni: Los Angeles podría ser un buen destino... o Carapachay... porque los de la guarda últimamente sólo me pican boleto (¿será por blasfema?).
Recibo el beso en la frente con emoción. Y lo respondo con cortesía con otro sobre su mano, dama.

pesuniasygarras dijo...

Los accidentes son horribles siempre.Tuve uno a los 7 años y uno a ls 15.
No me gustan las sorpresas de ese tipo, bah a quien??
Saludos
Garras

antiprímula dijo...

Pesunia: Mirá, nunca se sabe, hay gustos para todo...
Gracias por las visitas.