martes, 26 de febrero de 2008

What?

Hoy visité a un ex amor y casi toda la conversación giró en torno a su nueva relación con una mujer "top" del estrellato argentino.
Bien por él, ahora somos amigos y realmente me alegra verlo feliz, porque lo quiero. (Tengo esa rareza imbécil que me hace seguir queriendo a quienes quise, aunque ya no los ame).
No obstante me quedan algunas preguntas para el género masculino en general: ¿Qué les pasa?, ¿qué es lo que quieren, muchachos?, ¿por qué no se relajan un poco?. No entiendo por qué era tan importante hablar de eso.
La verdad es que hace dos o tres años que no los estoy entendiendo. Antes los visitaba y todo era más claro.
¿Será que envejecí tanto en ese tiempo? (Y no van a decirme que no soy comprensiva).

17 comentarios:

gabriel lash dijo...

Hola AP! Lo importante no es saber lo que VOS querés? Si sirve para la estadística yo no sé lo que quiero, sólo algunas cosas que no quiero. (Definitivamente NO una mujer top del estrellado estrellato argentino). Pero cada uno es diferente, no metas a todo los muchachos juntos (porque por ahí terminan fornicando entre sí y ahí te quedás sin nada de nada, eh)
¿Pero no es mejor andar sin pensamiento y en una de esas páfate y ahí ves cómo te arreglás?

Respetuosos saludos

daniela dijo...

M. Duras: "Hay que amar mucho a los hombres. Mucho, mucho. Amarlos mucho para amarlos. Sin esto, no es posible. No se los puede soportar"

Ja. Saludos y paciencia, mujer.

d.

antiprímula dijo...

antiprímula dijo...
Hola Gabriel. Yo creo tener bastante claro lo que quiero y lo que no. Verdad es que no en todo caso quiero lo mismo, si así fuera sería un horror, porque no tendría ningún valor el otro, solamente se impondría una especie de deseo ciego.
(Que los muchachos terminen fornicando entre sí es algo con lo que me topo a menudo y de lo cual no pienso hacerme cargo y mucho menos a mi género).
Acepto con gusto tus respetuosos saludos. Y como soy una dama, sabré devolverlos.

Tono de broma. Un beso

antiprímula dijo...

Daniela: Le estaba escribiendo a Gabriel mientras entraste.
Voy a citar a un fundador de la casa, Osvaldo Lamborghini, que supo decir "Paciencia, culo y terror nunca me faltaron".
Hago mías sus palabras.
Bienvenida.

Garracatapunchis dijo...

XD


De verdad no entendi, no comprendi a que se refiere en si la pregunta, o más bien, qué te llevo a formular la pregunta
:(

antiprímula dijo...

G: No sé a cual de las preguntas te referís.
Hagamos multiple choice:

A. ¿Qué les pasa, qué es lo que quieren?
B. ¿Por qué no se relajan un poco?
C. ¿Será que envejecí tanto?

A: No lo sé.
B: Tampoco lo sé.
C: Tal vez.

Mandame tus respuestas y cotejamos sociedades.

Gisofania dijo...

si a cada uno nos parieran con un manual de criterios de interpretación adjunto, vivir sería tan tremenda (y quizás aburridamente) fácil...

MxI dijo...

Todo es tan ambiguo ahora que hasta las relaciones se ponen ambiguas, nadie se calienta, pura fantasias, "estoy mirando", desregulado, líquido, el hombre tomo el cetro de la histeria, mi amiga. El problema de la igualdad entre hombres y mujeres (pensamiento machista) Y pasa en todas las orientaciones sexuales. Nos estamos volviendo unisex, darling.
¿Quién tiene ovarios o huevos en estas relaciones? eso no relaja a nadie y con la edad se acentúa mas, mas swinger, es cualquiera... nos estamos poniendo viejos, prímula.

laveron dijo...

a la pucha! usted quiere develar un misterio universal

clara dijo...

ninguna rareza imbécil. para mí, eso es lo más "humano" (común, típico, entendible, como quieras ponerlo) que dijiste. al menos no cuestionar eso.
de lo demás, contesto: A. todos quieren cosas diferentes -por ser personas diferentes, no?-, pero por ahí en el fondísimo, quieren un poco lo mismo. lo que pasa es que a veces parece que nos tocan las excepciones, y con esas no sabemos que hacer. y visto así, en realidad parece ser que todos somos excepciones, siempre es difícil, siempre es diferente. pero que sea, que sea, si no es aburrido.
B. no tengo respuesta, por ahí hay que relajarse uno mismo.
C. aquí no puedo hablar por usted. envejecemos todo el día, aún las personas de veinte.

hasta aquí la columna de opinión (la que no dice nada).

wojaczek dijo...

ufff, anti, estas a pleno nena, menos busqueda de amor y mas carne sacra...

menos barthes y campoamor, y mas sade o no leer nada

coja y sea feliz, y si, mientras la mujer del estrellato no lo lleve a estrellarse (juego de palabras barato) todo bien, dejelo tranquilo al pobre hombre que anda comiendo rico y bien. Se la nota enojada porque anda con otra...ufff, y bueno, pongase las pilas en ese caso, reconquista al estilo español 1492 y a matar moros y judios nomas!

antiprímula dijo...

G: Sería aburridísmo, sin dudas.
M: No crean que queremos ser iguales, a mí me encanta ser distinta...
L: No sé si develar misterios ancestrales, pero algunas preguntitas me hago.
C: Coincido en que en el fondo casi todos queremos más o menos lo mismo, por eso debería ser más fácil.
W: No entendiste bonito, no estoy enojada (con este caso), y no tengo la menor intención de reconquista (repito, en este caso). Ya comí hace tiempo de ese plato. Y si él está disfrutando de un gran menú, me alegra, lo que no entiendo es por qué me quiere compartir la digestión.

* Es una anécdota sin demasiada importancia, lo que me sorprende es cómo sobre los encuentros tenemos casi todos algo para decir. Cariños a cada uno de vosotros.

UVT dijo...

Es que gran parte del encanto de una aventura está en contársela a otro, a un amigo-a.
Lo que sospecho es que el quía, aparte del "top", debe estar bastante solo, para tener que contárselo justo a usted.
Besos.

MxI dijo...

"lo que no entiendo es por qué me quiere compartir la digestión"
Será para no repetir el plato?

antiprímula dijo...

UVT: Usted dice? Yo el encanto lo encuentro en el encuentro, no en el relato. Pero bué... es probable, hay de todo en la viña del señor. (Le digo que me ha hecho pensar, si fuera por soledad se humaniza mucho la cosa, podría deshacer toda pregunta y acompañar la digestión ajena. Pero temo que no se trataba de eso).
MXI: La verdá, no sé, de ahí el post. Tampoco me quita el sueño... mucho menos el hambre. Já. (¡Pero de otra cocina! Siempre hablo de amor pero juro que no en este caso).

fher dijo...

coincido plenamente con mxi... exactas palabras...

besos

antiprímula dijo...

Fher: Era clarísimo que no corría riesgo de toparse con que yo ofreciera almuerzo o cena. Vale aclarar que ni siquiera propuse yo el encuentro. (Digo esto por si piensan que al estar lleno el pobre muchacho temiera tener que zamparse un postre. No, no, y no).
Saludos.