martes, 12 de febrero de 2008

Habito en cosas simples

Ya no estás. Nada que esperar entonces. Nada que desear.
Hago zapping maquinal, sin leer ni entender.
Ya no estás ahí.
Entonces: nada que decir entonces.
Que hablen los que sepan. O los poetas. O los que tengan algo que decir.

***.

AP - Antiprímula. ***.

5 comentarios:

Garracatapunchis dijo...

pero si ya no queda nada que decir ¿acaso alguien ajeno podría intentarlo? o más bien ¿debería intentarlo? Si ya no queda nada que decir, tal ves sea mejor así.

antiprímula dijo...

Pero sabrás Garrac que muchas veces solemos guardar tontas esperanzas... Bueno, yo no escapo a la regla.
Saludos.

un viejo tanguero dijo...

Para esos momentos lo mejor es el tango. Porque el tango es el canto de la soledad y el abandono. Como hablábamos antes, las costumbres han cambiado mucho. Pero parece que el sentimiento de soledad y abandono es algo universal en el ser humano, en todas las épocas. En algún momento se da.
Pero pasa, igual que todo, y con ayuda de unos buenos tangos, mejor.
Besos.

MxI dijo...

Las palabras no tienen sentido, son triviales, nos regulan, no tienen el poder de la onomatopeya, que se traduce para darle un mote como tal. Entonces, entonces, entonces??? Enjoy The Silence

antiprímula dijo...

VT: Mmm... No creo que me vaya a venir bien hoy. (Es mejor cuando entendemos bien de qué nos habla el tango pero ya no sangra el raspón).
Mxi: I'm trying, darling. (El abuso del entonces no es descuido, es como la multiplicación de tus signos de pregunta).
Besos a ambos.