lunes, 25 de febrero de 2008

Sandro - Trigal

Extraordinario. Una estrella indiscutible de nuestra música popular. Gracias Leo. (Esta es mi favorita de las de Sandro).

3 comentarios:

antiprímula dijo...

Trigal, donde mis manos se dilatan,
se comprimen y arrebatan...
el color de tu trigal.
Trigal... ay! trigal...

Dame el trigal de tus amores
para calmar viejos dolores...
con el pan de tu trigal.
Trigal... ay! trigal...

Trigo maduro hay en tu pelo...
robó quizá la luz al sol.
Yo soy el dueño de tu fruto,
soy el molino de tu amor...

Ay! Trigal... Dame tu surco y dame vida...
Borra mi tiempo y esta herida...
si ya es mío tu trigal.

Trigo maduro hay en tu pelo...
robó quizá la luz al sol.
Yo soy el dueño de tu fruto,
soy el molino de tu amor...

Ay! Trigal... Dame tu surco y dame vida...
Borra mi tiempo y esta herida...
si ya es mío tu trigal.

MxI dijo...

Ver a Sandro en tu blog es como un cambio de etapa...que bueno. Será la rata que anda dando vueltas o el mar que cambió el aire?
El sábado al mediodía dieron un almuerzo de con Mirtha Legrand en 1978 en Volver y hablaba de la dificultad del artista cuando la piel se une con la de la persona, el paredón (de la privacidad), la artística para armar las canciones, los tonos que se generan en un estudio a oscuras, ojalá lo repitan. Tipo sabio y simple, el Gitano.

antiprímula dijo...

Y eso que no te conté maxi que hoy me compré un tacho de pintura verde fosforescente para mi cocina...
¿Vos decís que algo está cambiando? (¡Ojalá! Sería hora ya).

¿Chiquita era tan repelente como ahora en el 78?

Lo de la piel, no sé, (a mí no se me une nada). Claro, habría que ver qué pasa si sos Sandro de América ¿no?

Un abrazo. ¡Guarda que te puedo manchar de flúo!.

No soy fanática de Sandro pero esta canción delirante y lo que él hace acá, por ejemplo, es bárbaro. (Ya me puse paranoica, mmm... nada cambia).