martes, 11 de marzo de 2008

Debe, haber.

Tengo una casita, acogedora y pequeña, con una pared verde manzana y otra naranja, llena de plantas, iluminada de día por la luz del sol y de noche por una lámpara que supo ser triste y que ahora está cubierta con una mariposa tan verde como la pared sobre la que se posó.
Tengo un gato de lo más lindo y cariñoso que pueda haber entre los felinos.
Tengo una madre que me adora. A veces la detesto, pero muchas veces también la adoro.
Tengo un trabajo que amo, del que vivo dignamente, que me mantiene en movimiento mental, físico y espiritual, con el que me divierto, sufro, me inquieto y sueño, con el que puedo reír a carcajadas o llorar de emoción.
Tengo algún amante fugaz, que me hace olvidar o aliviar lo que no tengo: fugazmente, con su fugacidad.
Tengo una menta en la terraza que no piensa dejar de crecer.
Tengo tres amigos que me quieren, a los que adoro y a los que no podría reemplazar con nada.
Tengo treinta y seis años, y puedo decir que no me arrepiento de lo que hice ni de lo que no hice hasta ahora.
¿Podría llamareme feliz? Sí, claro.
No tengo padre. Hoy sería su cumpleaños, si no se hubiese muerto tan temprano. Lo tuve, pero lo extraño.
No tengo a N, que no pudo tomarme en serio. También lo extraño.
"Todo no se puede", dicen.
Un blog no es un diario. Un diario no tiene destinatario (ó tiene uno si se está enamorado). Supongo que el cumpleaños de mi padre, a quien no puedo abrazar me confunde, me hace buscarlo en cualquier lado, hasta en el espacio virtual. Tal vez sea la única manera que encuentro de buscar a los ausentes que todavía me hacen falta.
***
de Jorge Luis Borges, La lluvia:

***

Bruscamente la tarde se ha aclarado
Porque ya cae la lluvia minuciosa.
Cae o cayó. La lluvia es una cosa
Que sin duda sucede en el pasado.
***
Quien la oye caer ha recobrado
El tiempo en que la suerte venturosa
Le reveló una flor llamada rosa
Y el curioso color del colorado.
***
Esta lluvia que ciega los cristales
Alegrará en perdidos arrabales
Las negras uvas de una parra en cierto
***
Patio que ya no existe.
La mojada tarde me trae la voz, la voz deseada,
De mi padre que vuelve y que no ha muerto.
***
Hoy, 11/03/2008, no llueve en Buenos Aires.
***
***

16 comentarios:

gabriel lash dijo...

que no nos conozcamos, creo, no me impide dejarte un gran abrazo.

MxI dijo...

Post para el lagrimón, pero feliz.
Los padres cuando uno los extraña es algo fuerte. El mío está pero no está hace muchos años, tuvo una aneurisma cerebral que lo hace vivir en su mundo interior hace tiempo...Silencio, negación a la vida, sentir si uno va a terminar así me pone mal... es como tener la foto de tu viejo pero en carne viva, pero Nada Mas. Se lo extraña.
Matemáticamente tenés la contradicción de "N" veces para conocer a alguien que sepa tomarte en serio. Ojalá se pudiera mas, no? Un abrazo.

Gisofania dijo...

La lluvia es patrimonio de las ausencias, aunque no se vea...

antiprímula dijo...

Claro! Ni a mí recibirlo, Gabriel. Y agradececerlo.
Mxi: Uh!
Pero si es más larga la lista del haber... ¿te parece para el lagrimón el post?. Nunca me llevé demasiado bien con la matemáticas, lamentablemente.
Gisofania: Patrimonio compartido con "melancólicos s.a."
(¿Será por eso que nos estamos poniendo lluviosamente tropicales?)
Saludos con sol, hoy.

clara elena dijo...

hermoso hermoso hermoso poema,

antiprímula dijo...

Clara Elena: Sí, la poesía de Borges es increíble. Vuelvo muy seguido a ella. A riesgo de ser linchada por los estudiosos, confieso que vuelvo mucho más a su poesía que a su prosa.

clara elena dijo...

ja, y ya que estamos yo confieso que he leído su poesía, mas de su prosa sólo algunos cuentos. es raro, lo sé.
saludos.

antiprímula dijo...

Y bueno, Clara... TODO NO SE PUEDE.

Gente culta del ciber espacio: Clara leyó poca prosa de Borges y yo no leo Cortázar, por ejemplo.
(Pero como esto es virtual, no nos encontrarán para decapitarnos.)

un viejo tanguero dijo...

Tal vez una mejor denominación sería "Melancólicos Anónimos".
La muerte de los que amamos nos dejan heridas que no cierran nunca.
Y por eso vuelven, cada tanto, en tardes mojadas o con sol.
Sin embargo, también podemos ser felices, cada tanto.
Primu : sos una divina y te mando un gran beso y un abrazo.

livio dijo...

Con suerte llueve en Suiza...

Pd: ¡Se te extraña sobremanera!

antiprímula dijo...

UVT: Pero mire qué zalamero... ¡Gracias!.
Es buenísimo el nombre, la sigla sería MELANON, ¿no?. Sería un éxito en cantidad de participantes, eso sí, tal vez un poco deprimentes las reuniones.
Livio: Usted vio que los suizos son tan afortunados, con esos bancos incorruptibles...
PD: Siempre se me extraña cuando ya no me tienen, ¡qué cosa!, es de tango.
Un beso y ¡suerte!.

baron rampante dijo...

cierro aquì mi dia
me quedo con estas palabras, que aunque dolorosas son muy bellas.
hace poco viajè a ver a mi padre y por primera vez pense en su ausencia

fher dijo...

... gracias...

antiprímula dijo...

Barón: Mmm... los padres... pensar en ellos o en su ausencia siempre es raro.

fher:
... de nada... (?)

laveron dijo...

una forma de recuerdo melancólica y justa
un beso!

antiprímula dijo...

Gracias por pasarte, lauraverónica.