viernes, 19 de octubre de 2007

Distintas campanas en el mismo patio.

Vengo de padres hippies y, como buena neurótica, en respuesta me pongo punk. Pago el precio de los extremos. No tengo punto firme de apoyo. Oscilo. Me pierdo.
No está "TODO BIEN". No está nada bien. Cuando te veo tiemblo.
Pero tampoco "VOY A ROMPER TODO".
Ni hippie ni punk: temblorosa con disfraz. Domesticada.
¿Líquida?
¿Me vencieron sin que lo note?
En la cabeza baldosas blancas, rectangulares.

8 comentarios:

Asterion dijo...

¡Por fin las tonteras! El título es exquisito.
J C Dávalos escribió: "Vengo del ronco tambor de la luna, de la memoria del puro animal" No importan los orígenes, lo único nuestro, lo enteramente nuestro, es el disfraz. Tal vez no lo hayas notado, pero al nacer ya estamos vencidos, entramos a una cárcel en donde ya todo está establecido: el lenguaje. No se puede crear nada, a excepción de la máscara.

livio dijo...

Algo así como la tercera posición.

Pd: No hay duda de que JC es el mejor de los hermanos dávalos

antiprímula dijo...

A: El título puede ser simpático pero le aseguro que el tintineo cruzado no, aturde. El lenguaje es lo que más me acerca y lo que más me aleja de alguien. ¡Oh, paradoja!
L: O la cuarta, o la quinta... No recuerdo a JC, pero si usted lo dice sabrá por qué. ¡Supongo!.

Asterion dijo...

Mire, a mí tampoco me gusta el tintineo cruzado. De elegir elijo vivir en una propaganda de chocholates, pero es lo que hay. Hacen al laberinto.

antiprímula dijo...

Daba por seguro su comprensión al respecto. (Me basta con leer algunas cosas que escribe). Precisamente por eso me permito el intercambio.

PD ¿Seguro elegiría vivir en una propaganda de chocolates?. ¿No sería una vida un poco aburrida?, ¿o muy empalagosa?. Yo intercalaría un poco de chicle de menta y de choripán.
Seguro que usted también.

antiprímula dijo...

Asterión, bastante más tarde agrego: ¡gracias por su comentario inicial! es hermoso.

Anónimo dijo...

porque tiembla ? y que es todo?

antiprímula dijo...

Anónimo: "romper todo" es una forma de decir en la que subyace una actitud bélica(no refiere específicamente al tabique nasal de alguien ni a su cuaderno de notas ni a mis propias vestiduras, es casi un modismo).
Y temblar es una berreta imágen poética que me aparece cuando alguien me inquieta o desestabiliza con su presencia. (Aunque en algunos casos dudo si no se trata de un incipiente parkinson). Un saludito.