lunes, 14 de julio de 2008

según Mateo

"He llevado una vida desdentada, pensó. Una vida desdentada. Jamás he mordido, esperaba, me reservaba para más tarde, y acabo de darme cuenta de que ya no tengo dientes. ¿Qué hacer? ¿Romper el caparazón? Eso es fácil de decir. Y además, ¿qué quedaría? Una pequeña goma viscosa que se arrastraría en el polvo, dejando tras de sí una huella brillante."
"Es cierto, es cierto después de todo: tengo la edad de la razón".
***
“Transformo para mí la frase imbécil y criminal del profeta de ustedes, ese “pienso, luego existo” que tanto me hizo sufrir, pues “mientras más pensaba menos me parecía ser”, y digo: “me ven, luego soy”. Ya no tengo que soportar la responsabilidad de mi transcurrir pastoso: “el que me ve me hace ser, soy como él me ve. Vuelvo hacia la noche mi faz nocturna y eterna, me erijo como un desafío y digo a Dios: aquí estoy. Aquí estoy tal y como tú me ves, tal como soy. ¿Qué puedo hacer yo? “Tú me conoces y yo no me conozco.” ¿Qué puedo hacer sino soportarme? Y tú, “cuya mirada me crea eternamente”, sopórtame. ¡Mateo, qué dicha y qué suplicio! Por fin me he transformado en mí mismo. Me odian, me desprecian, me soportan, “una presencia me sostiene en el ser para siempre”. Soy infinito e infinitamente culpable. Pero “yo soy”. Mateo “soy”. Ante Dios y ante los hombres, soy.” (El aplazamiento).

7 comentarios:

Algo sigue su curso dijo...

Hago ciertos desplazamientos del texto: hoy, justamente, hablé sobre cómo opera la mirada de mi padre (vaya a saber por qué opacos laberintos se erige) sobre mí, de cómo su mirada me construye, me inscribe en un territorio de ecuaciones fatales.
Siempre sentí que era una construcción de otros, una suerte de existencia relacional.
Abrazo Mirtha!

antiprímula dijo...

AssC: Bueno! El psicoanálisis diría que estás más cerca de la raíz que de las hojas secas que se caen del árbol... digamos que es más difícil cuando se nos arma eso con miradas supuestamente "nuevas" sobre nosotros.
Un beso. Mirta.
(Sin hache, por favor no enturbies una de mis pocas certezas, el nombre es mucho menos difuso que la personalidad... Jé).

M dijo...

jeee...! (pispeo nomas)

antiprímula dijo...

M: ¡Haga, jefe!
(Pero también asome de vez en cuando.)

MxI dijo...

Algo con M de Mateo...."Me siento Moïre, pastillas de zen instantaneo calman mi sed"

Garracatapunchis dijo...

Hola qué tal, dando la vuelta leyendo las buenas nuevas.

antiprímula dijo...

Mxi: mmmm...
G: Yo bien, ¿vos?.