sábado, 1 de noviembre de 2008

de cuento

"... y comenzó la fiesta de amigos íntimos. Chopin se sentó al piano. Tocó una de aquellas baladas cuyas palabras no han sido escritas por ningún poeta. Repentinamente, en medio de la balada, percibió, cerca de la puerta, inmóvil y pálida, la cara de Sand. Ella fijó sobre él sus ojos apasionados y oscuros. El impresionable artista sintió al mismo tiempo placer y dolor. Otros podían escucharlo pero tocaba sólo para ella. Volvieron a verse. Desde este momento el miedo desapareció, y estas dos nobles almas se comprendieron, o creyeron comprenderse. Chopin se sintió ruborizar bajo la fascinadora mirada. Ella sonrió ligeramente y dijo algunas palabras sobre la ejecución. Chopin estaba halagado y emocionado, sintió que era apreciado como nunca lo había sido hasta entonces."
Probablemente nunca se atrajeron dos personas tan opuestas como Chopin y George Sand. No sólo en carácter sino en constitución física eran tan disímiles como podía imaginarse. Ya tenemos idea de cómo era Chopin: neurótico, tierno como una mujer, soñador, delgado, frágil. Contrastemos todo eso con George Sand. Bien podemos admirarnos de que estos dos nombres se hayan asociado en una de las más misteriosas historias del corazón ha que haya dado nacimiento el romance del siglo XIX.

Op.10, No. 12, Allegro con fuoco en do menor

"He conocido a una importante celebridad: Madame Dudevant, famosa como George Sand, pero no me gusta su cara; hay algo en ella que me repele". Así escribía Chopin a sus padres inmediatamente después de la presentación. Pero una naturaleza débil como la de Chopin no pudo resistir los viriles encantos de una George Sand, pronto los dos fueron vistos juntos en todas partes. Y más adelante serían durante años inseparables.
Del primer encuentro quedaron registradas las primeras impresiones que causaron uno en otro, que describirían mejor que nadie ni nada el cariz que tendría la misma. Al ser presentados, Sand murmura al oído de Mme Marliani. «Ese señor Chopin, ¿es una niña?» «¡Que antipática es esa Sand! ¿Es una mujer? Estoy por dudarlo»- comenta Chopin a Hiller saliendo del salón en el que habían sido presentados.
**
En una carta de una discípula de Chopin que frecuentaba mucho la casa en la que convivía la despareja pareja, se lee: "No sabría decir si hay amor aquí, pero hay ternura y abnegación, mezcladas, según los días, con remordimiento, tristeza, tedio, afectadas por toda clase de causas, y especialmente por el choque de sus temperamentos, la divergencia de sus gustos, sus opiniones opuestas... Ella le habla a veces demasiado crudamente, y eso lo hiere. Por su lado, él tiene sus caprichos, sus vivacidades, sus antipatías, sus exigencias... Chopin la llama su angel, pero el ángel tiene grandes alas que a veces lastiman".
**
Después de años de convivencia se separaron. En Historia de mi vida George Sand escribe sobre el distanciamiento de Chopin después de tanto tiempo juntos, la causa aparente de la ruptura fue una pelea entre el músico y hijo de la escritora: "Chopin no quiso aceptar mi legítima y necesaria intervención. Inclinó su cabeza y dijo que ya no lo quería. ¡Qué blasfemia después de ocho años de maternal abnegación! Creí que algunos meses pasados a la distancia y en silencio, cicatrizarían la herida, y volverían a hacer su amistad tranquila, y su memoria equitativa. Pero no. Volví a verlo por un instante en marzo de 1848. Apreté su temblorosa y helada mano. Quise hablarle, pero me eludió. Ahora era mi vez para decir que no me quería más. Le evité esta acusación, y confié todo en las manos de la Providencia y el futuro. No había de volver a verlo. Había malos corazones entre nosotros. También había buenos, pero no supieron qué hacer. Los había frívolos, que prefirieron no intervenir. Se me dijo que él preguntó por mí, me extrañó, y me amó filialmente hasta el mismo fin. También se creyó apropiado ocultarle que yo estaba dispuesta a correr hacia él".
***
**
Liszt dice que nadie supo realmente cuál fue la causa de la ruptura. "Sólo se vió que después de una violenta oposición al casamiento de la hija de Sand, Chopin abandonó precipitadamente la casa para no volver nunca".
A comienzos de 1848 George Sand buscó voluntariamente una reconciliación, pero fue rechazada. Sólo una vez, como lo dice ella misma, encontró a Chopin después de la ruptura, y él se escapó sin decir palabra. Fué cuando él estaba moribundo, pero se le negó la entrada, aunque Chopin había dicho dos días antes que "ella me había dicho que no moriría en otros brazos que en los suyos". Tal vez George Sand sufría injustamente, no podemos dejar de tener la sospecha de que había algún fundamento real de parte de Chopin por el persistente modo de ignorarla y mantenerla a distancia. Ella misma había dicho que él no tenía odios. Lo que es evidente es que no sabía perdonar.
***.
**
Hay infinitos datos, varios de ellos contradictorios, sobre la relación entre estos personajes, ella dejó de fumar para no afectar los pulmones del músico, él vivía quejándose todo el tiempo de todo y de todos, ella soportó sus manías durante años y lo cuidó como a un niño, él la adoró, ella fue su enfermera y también su enfermedad propinándole lo que hoy llamaríamos maltrato psicológico, se prometieron amor eterno, fue una relación puramente platónica, etc. etc. Como fue en realidad no sabremos, se sabe que convivieron durante años, y que ha sido una relación que ha dado mucho que pensar. Y si la locura de Sand colaboró con que Chopin haya dejado la música que nos dejó, se le agradece a la dama.
***.

Reproducción de la mano de Chopin, barrunta el fetichismo.

*** L
La hermosa marcha fúnebre, por Björk y Yorke
***.
(Soñadora y fantasiosa me veo seducida por el sueño del siglo XIX en el que George Sand cortejaba con romanticismo al femenino Chopin. Pero los sueños sueños son, una vez despierta queda nostalgia, ilusión, pudor. Me enamoré de unas manos sobre un piano, pero ni Chopin ni la Sand: dos giles. Demasiada telenovela en mi infancia: he quedado un poco estúpida).

27 comentarios:

Angie dijo...

No, Anti pri, no quedas como estupida, yo he vivido un amor contrariado hace poco y duele mucho, y los demas te dicen: "Ay, nerna, pero como te va a gustar X?". Y a mi me gustaba, y no se si fue amor, pero duele.

Hubo una pelicula sobre el amor de sand y chopin, con Judy Davis y Hugh Grant.

Socorro! Me dio como angustia leer lo de los ojos negros de ella sobre la fragil figura de él.

Anónimo dijo...

Muy lindo posteo
felicito

antiprímula dijo...

Angie: Bien por llamarlo X y no H. Vamos avanzando (aunque sea en el abecedario). Si llegara a ver hoy una película semejante, mañana hay velorio, el mío.
No te angusties por lo de los ojos fijos en él, son cuentos del siglo XIX... ¡ay!
Anónimo: agradece.

Angie dijo...

Jajaja Sí, no me gusta X, es muy impersonal, pero la verdad se lo merece, debería llamarlo 0 (Cero). Je.
Sí, me doy cuenta que como señala anonimo trabajaste mucho para el post, y yo este fin de semana solo postee canciones o poesias. Ay, estoy ya muy cansada en noviembre.
Pero te felicito por tu energia.
Sin embargo: Marcha funeral By Chopin: Cheeeee!!!! Arriba el animo!

antiprímula dijo...

Angie: La marcha es preciosa, muy, muy... y trabajar por el post (hace rato que posteo naderías), sólo fue poner un poco de la energía que malgasto en quien no está interesado ni en lo que hago, ni en lo que digo, ni en lo que pienso, ni en lo que siento...

Angie dijo...

Ah, si, tenes razon. Recien busque en todotango En esta tarde gris.
Gracias

GISOFANIA dijo...

... y es una estupidez tan empática...

Pero yo siempre me sentí más ligada a esa historia de amor ¿imposible? entre Clara Wieck de Schumann y Johannes Brahms

CONILANDIA dijo...

“La vida va por el río tocando de vez en cuando la ribera, parándose un rato aquí y allí sin comprender nada.” (Lacan)
Cómo sexualizandonos, la música atraviesa todo lo que está por fuera del lenguaje, entre las palabras y los sonidos, llega a ese estado no “lenguajizado” de la realidad y se hace carne en nuestra carne, es latido,sangre efervescente, movimiento particular, estallido,silencio, placer indescriptible, dolor silencioso y silenciado. Una muerte, un nacimiento,un amor, que es todas las muertes y todos los nacimientos, todos los amores y todas las sensaciones…
Es una parte de algo que escribí hace tiempo, me conmueve la musica, los músicos,(un musico). Se me confunde a veces si lo que amo es su expresion musical o facial (esa sonrisa...ay)
Me voy hacia él como adolescente, como el cura que se ató a muchos globitos y salió a volar(y no quedaron ni los hilos), pero así también me pierdo en la belleza de la creación. O sea es y no es él (porque nunca es el otro) y es el placer de lo otro que, por cada vez que me quita la sed me deshidrata instantaneamente.
Igual, yo sé que atarse a globitos no es la forma mas segura de volar y aún así disfruto de subirme igual cada tanto.
No antipri, si a tus manos le faltan esas otras manos pero comprate un teclado y empezá a practicar (vos tenés talento para sorprenderte hasta a vos misma)

Angie dijo...

Despues de las excelentes intervenciones de Gisofania y Coniland voy a hacer psicoanalisis de café: Nena; si le pusiste de apodo "navajas", ya habia algo que estaba mal, las navajas lastiman, cortan, y no sirven para nada más.

Abgelina, una psicologa frustrada (Je)

antiprímula dijo...

Gisofania: Hay muchas historias mejores, pero viste que una se embelesa con algunas en particular aunque no valgan tanto la pena...
Coni: (¡¡Mirá Lacan qué poético!!)
Hoy me dijeron en terapia que con las mismas manos que toca el piano se limpia el culo, ¿no es genial?, me reventó todos los globos que inflo de idealización del otro quedándome sin aire.
¿Un teclado?... mmm...
Angie: Es que la intuición no me falla, lo que me falla es el corazón y la cabeza en consecuencia. Aguda intervención la suya, doctora.

Angie dijo...

Che, me mató el dicho de tu terapeuta, que justo/a.
Y es licenciada, Ja!

antiprímula dijo...

Hola Angie, es licenciada Caro, sí, pero como me conoce y yo soy medio punk y obcecada, me dice barbaridades. Fue un poco grosera, pero la verdad es que ya es para pegarme un palazo en la nuca con "navajas"... creo que hasta fue delicada.

antiprímula dijo...

Angie: Hablé con navajas (de cualquier cosa) y le dije que no leyera el post chopin (sabía que lo había publicado pero obviamente "no lo pudo" leer). En la conversación le pedí que no lo leyera a lo que dijo "si me decís eso, lo voy a leer, voy a hacer lo que quiera". Yo pensé como una estúpida que nuestros comentarios irían a molestarle, bláblá. Temo haberme enredado con un endemoniado.
Socorro.

Anónimo dijo...

me tienen harta

antiprímula dijo...

Angie: Lo más gracioso es que cortó conmigo y olvidó todo, volvió a su mundito feliz, y yo me quedo preocupada por si... patético, pero voy entendiendo. Tenédme paciencia, por favor.
Anónim@: Bue... hay que saltar de track: otra canción o silencio.

CONILANDIA dijo...

Antipri! genial esa intervención de tu terapeuta. a mi nunca me sirvió mucho eso de "si tanto te gusta imaginatelos en el baño" por ejemplo como le decía la madre a una amiga, solo dalí podría amar unas manos de mierda o con mierda o la mierda y las manos... como sea a mi me sirve pensar ¿que haría yo si este se enamorara de mí obsesivamente? (y de solo pensarlo me empieza a dar como una asfixia)
Si, decile a Caro que en breve retomo mi terapia.
Anonimo: Este bar es de libre transito y estacionamiento. Que bueno que te hartes al menos es que escuchás (o lees) lo que decimos y estar como observador sin jugar es un embole no?

MxI dijo...

Anti: Tanto tiempo... veo que andas hasta las manos!!!
A veces no nos damos cuenta de lo melodramático que somos que nos damos cuenta mucho después. Un poco de melodrama mesiánico de Roberto Sanchez.

Las Manos (Sandro)
Qué hermosas son las manos
del humilde labrador;
que se sumen en la tierra,
que trabajan sol a sol.

Qué bonitas son las manos
de una novia en el altar;
y qué tristes son las manos
que van en un funeral.

Diga usted, si hay más ternura
que se pueda imaginar
que en las manos pequeñitas
de los niños al rezar.

Todo aquel que tenga madre
no podrá jamás negar
que las manos de una madre
no se pueden comparar.

Y aquel que no la tenga...
que perdone mi canción,
pues quiero hablar de manos santas,
las de madres ¡esas son!

Pero hay manos que son garras,
cegadas por la ambición,
que ordenan ¡a la guerra!
y siembran desolación.

Pero hay dos manos que el hombre
hace tiempo ya olvidó,
manos que fueron golpeadas,
humilladas por el odio y el rencor;
manos que hicieron milagros,
manos que dieron amor,
miren bien... quiero que vean...
¡pues son las manos de Dios!

antiprímula dijo...

Coni: Es bueno tu sistema de desactivación, lo tendremos en cuenta. (¡No bardées a los parroquianos ché!) Besos.
MXI: ¡Tanto tiempo! ¡Bienvenido!
¡Ojo! ¿Viste la mano que mece la cuna, por ej.? Mirá que Eva Braun era madre, y lo es Condolesa Rice, y podemos hacer una lista... no todo es tan simple. Roberto es un romántico incurable.

Angie dijo...

Ay el tipico histerico:
AP: No Leas eso
Navaj: Sí, lo voy a leer; voy a hacer lo que quiera.

Una vez Hache me dijo en un chat: "Esta conversacion no tiene sentido" y yo como tonta le segui la corriente. Tendria que haberme ido y dejado con la palabra en la boca.
Los hombres estan histericos ultimamente. Y nosotras actuamos en el rol de los tipos de antes, de llamar, perseguir, etc. Un embole.

Angie dijo...

Conclusion: No lo llames mas.
Yo hace rato que no llamo a H y me siento bien, mejor.

antiprímula dijo...

Aquí se cierra el tema Navajas, nos vemos en el próximo post, con otros temas.
¡Lo prometido es deuda!

Angie dijo...

SÍIIII, Please!!!!
No, todo, ok, yo con H quiero terminar pero mi cabeza y los ratones siguen galopando, pero despues de un tiempo, uno olvida el mal trago, y recuerda los buenos momentos, pero son eso, un buen recuerdo.
"Hoy vas a entrar en mi pasado,
en el pasado de mi vida".
Uy, que tanguera (JE)

Anónimo dijo...

YO IGUAL
HE QUEDADO ESTUPIDA
Y SIGO ENAMORANDOME
SIGO ENFERMA ENDERMERA ENFERMED
ENFERMADA
MI NOVIO ES CANTANTE
YO NO
PERO HACE POCO EMPECE A HACER CANCIONES
SALU MIRT!
SARA HEBE

antiprímula dijo...

Angie & Sara Hebe:
"Siempre nos modifica lo que amamos", dijo Brodsky.
(Palabras de otro, sacadas de un blog de otro.)

Angie dijo...

Ay, es cierto, creo que voy a agregar esa frase a mi blog.
Qué Brodsky dijo eso?
(Para citar, vio)

antiprímula dijo...

Angie: Joseph Brodsky. Besos.

Angie dijo...

Thanx