sábado, 6 de junio de 2009

Disculpen, durante abril y mayo me acurruqué en los brazos de Orfeo.

No hay comentarios.: