lunes, 9 de marzo de 2009

Última tontera

Nada que decir, se llevaron mis palabras. Que otros hablen por mí.